Fuente: (Heraldo de Aragón)

Ayer explicaron fuentes municipales que se continúan realizando pruebas de carga en el embalse de La Loteta, que está destinado a almacenar el agua de Yesa. Esta llega actualmente por medio del Canal de Bardenas, cuyos trabajos de limpieza y mantenimiento, pueden interrumpir su suministro. Este, según los acuerdos con los regantes y con la CHE, “es provisional y condicionado a la disposición de los recursos de Yesa”, y no se convertirá en definitivo hasta que se recrezca el pantano, como pronto en 2016.

Los primeros análisis del agua 100% proveniente de Yesa, que desde el jueves pasado abastece a parte de Zaragoza, arrojaron ayer unos resultados satisfactorios sobre todo en lo referente a la dureza del agua, si bien, aún habrá que esperar unas semanas hasta alcanzar los niveles de calidad previstos.

Ayer, justo a la salida de la planta potabilizadora de Casablanca, se hizo un estudio que confirmó cómo la dureza del agua que llega a las viviendas zaragozanas se ha reducido drásticamente: si en el 2008 su grado era de 34 HF (grados franceses de dureza), los análisis de ayer arrojaron un dato de 18,9 HF. La dureza, que no es sino la concentración de minerales como calcio o magnesio, es la responsable de las averías de los electrodomésticos, por ejemplo, y siempre había sido uno de los parámetros que más habían lastrado la calidad del agua de la ciudad de Zaragoza. No obstante, aún es pronto para pormenorizar en la inspección del agua, porque al introducir el agua de Yesa en la planta potabilizadora aún restaba agua del Canal Imperial en depósitos y tuberías. Por eso, el objetivo es reducir aún más su dureza, rebajarla hasta los 16 ºHF, con lo que se cumpliría la previsión de bajar un 60% a los índices que aportaba el agua del Canal.

El resto de parámetros (cloruros, nitratos, sulfatos…) también dieron unas cifras positivas, aunque se confía en que en apenas un par de semanas sean incluso aún mejores y se aproximen al agua pura de Yesa. Con este objetivo, anunció ayer el Consistorio que prepara una comparativa, con ayuda del Instituto Municipal de Salud, que tenga en cuenta no solo el estado del agua en el punto de salida, sino también en otros tramos de la red.

El empalme de una tubería en la carretera de Logroño, a la altura de la Ronda Norte, afectará mañana a la presión del agua en todos los barrios del entorno de esta vía. Las obras para la nueva instalación comenzarán esta madrugada, justo a medianoche, y se prolongarán hasta el jueves, aproximadamente a las 23.30.

Los residentes en la autovía de Logroño, desde el kilómetro 244 hasta el barrio de Casetas, los polígonos industriales y las urbanizaciones adyacentes a la carretera, así como los vecinos de Alfocea, Monzalbarba, Utebo y la Venta del Olivar experimentarán una reducción de la presión de agua, especialmente en las horas de máximo consumo. Está previsto que el viernes se recupere el suministro con total normalidad.

Se trata de una obra vinculada a la ampliación del puente de la Ronda Norte sobre la carretera de Logroño, que realiza Fomento y cuya cimentación afecta a la tubería general de abastecimiento, de 1.000 milímetros de diámetro.

Para subsanar estas afecciones, el Ayuntamiento ya inició en el entorno del Cachirulo la instalación de 600 metros de una tubería alternativa de 300 milímetros de diámetro y 140 metros de una de mayor calibre, de 800 metros de diámetro, ambas de fundición dúctil, el material más resistente para este tipo de infraestructuras.

En esas dos jornadas se procederá a la conexión de la nueva tubería con la general de 1.000 milímetros de diámetro y hormigón armado. Estos trabajos están encaminados a mallar la red de abastecimiento con tuberías alternativas, de forma que una incidencia en la conducción general no implique interrupción del servicio para los vecinos. Parámetro Unidad 2010 2009 2008 (Yesa) (50% Canal + 50% Yesa) (Canal Imperial) Conductividad a 20 420 755 951,4 Cloruros mg/l Cl 118,2 137,9 Dureza 18,9 Sulfatos mg/l SO4 71,2 106,8 169,2 Nitratos mg/l NO3 4,5 11,8 Calcio mg/l Ca 62,5 76,9 90,1 Sodio mg/l Na 59,1 81,4 98,4 Magnesio mg/l Mg 9,2 13,1 18,8 de semanas, porque el agua de Yesa se introdujo hace apenas 5 días y aún no todos los grifos de la ciudad se benefician de sus ventajas. De hecho, los expertos en la explotación de infraestructuras estiman que las zonas más alejadas a la potabilizadora necesitan, al menos, una semana para que les llegue el agua de Yesa ya sin la mezcla del Canal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share This